Infidelidad

Una infidelidad puede romper una relación. Trae aparejados sentimientos de traición, culpa y enfado. Las causas que llevan a una infidelidad son muy variadas: desde una cena con alcohol o inmadurez. Falta de relaciones sexuales en la pareja,adicción al sexo o buscar sexualmente una satisfacción que no se encuentra en la pareja. Falta de comunicación, resentimiento o distanciamiento. Frustración o aburrimiento, rutina. La búsqueda de amor, aceptación o interés. Novedad o curiosidad. Sentimientos de insatisfacción, soledad o abandono emocional. El deseo de sentirse joven, admirado/a o querido/a por un tiempo. En general la mujer busca el complemento emocional y el hombre la satisfacción sexual. Hay que reconstruir y reforzar la relación y para ello es imprescindible perdonar. La problemática es  muy amplia y las características personales de cada caso diferentes.

Analicemos qué es una relación.  Si falta algo en tu vida es porque no se te ha ocurrido cómo lograrlo. ¿Qué es para tí una relación perfecta, ideal o la que tú deseas para tí? Uno tiene que ser capaz de describir exactamente lo que quiere para su vida.

Si no lo sabes, debes averiguarlo. ¿Es tu pareja la prioridad número uno en tu vida? ¿Deseas vivir cada día de tu vida junto a él / ella, una familia, un proyecto de vida en común, una unidad, un equipo? ¿Cuál es tu idea sobre el tema? ¿Es compartir todo, es conectar física y emocionalmente? ¿Es cenar juntos cada noche riéndose sobre alguna broma sin importancia o simplemente hablando sobre cómo fue el día? ¿Es como canta Elton John: “laughing like children, living like lovers, rolling like thunder under the covers…”? ¿Qué deseas? ¿Qué te falta?

¿Es infidelidad emocional o sexual? ¿Es infidelidad ocasional o reiterada? ¿Con diferentes parejas o con la misma persona y lleva tiempo? ¿Es que ha encontrado lo que estaba pidiendo y no encontraba en la relación actual? ¿Ninguna pista, no tienes ni idea? ¿Qué ha pasado en vuestras vidas? ¿Es por algo que hiciste , por lo que no has hecho o por lo que  has dejado de hacer ? ¿Por qué desapareció la chispa? Ningún fuego se apaga si se lo sigue alimentado. Una pareja está compuesta por dos personas. Tú eres el 50% de esa relación.

El sistema más probado y simple que funciona es: amor y generosidad. Aprende cómo recuperarla/o. Olvida la sensación de dolor, abandono y soledad. No importa si él/ella tiene una aventura. Las peleas o las quejas no solucionan los conflictos. Comienza una nueva vida con la persona con quien tanto ya has compartido. No pierdas a la persona que amas.

Infidelidad. ¿Cómo te sientes? Estás destrozado/a, no puedes imaginar que esto te esté pasando a tí. Pero es así. Lo / la quieres. Es un golpe duro. ¿Cómo controlar tu enfado y tu confusión? No puedes concebirlo/a con otro/a. ¿Podrás perdonar? ¿Continuarás la relación?

Stop! Un momento. Esto es una aventura. Las aventuras no duran. Una aventura es fácil. No implica responsabilidad ni compromiso.

Tómalo como una lección. Una lección de la cual puedes aprender mucho sobre tí, tu pareja y tu relación. Actúa con integridad, y sobre todo aprende cómo actuar para que aún lo que hagas con tu mejor intención no juegue en tu contra. ¿Deseas salvar tu relación y recuperar a tu pareja? No dejes de intentarlo si para tí es importante.